La nueva aportación de Canadá al mundo de la cocina se llama Chrontella y básicamente se trata de la Nutella de toda la vida a la que se le ha añadido nuestra planta favorita, la marihuana.

La Chrontella es una crema de chocolate con avellanas e infusión de marihuana creada por la empresa canadiense Cannavis, que en su país es muy cconocida por su mantequilla de cacahuete Pif o por su mermelada Smokers.

La compañía también hace sirope con THC, el principal constituyente psicoactivo del cannabis.

Así mismo, todos sus productos están únicamente a la venta en Canadá. Según la cuenta de Instagram de la compañía, Cannavis también suministra dispensadores de marihuana medicinal donde se pueden comprar sus productos.

¿El único inconveniente?, según los que han probado desta delicia es que sus botes son demasiado pequeños :)